Dios existe, los hombres también…

AutoEl 8 de mayo pasará a ser un día especial en nuestra familia. Ese día nuestro auto fue embestido por un patrullero en la esquina de Medrano y Costa Rica. Como consecuencia del impacto, se activaron los airbags, el auto giró como un trompo y quedó estacionado sobre la vereda… Dios y un séquito de ángeles evitaron que no hubiera un muerto en ese lugar. Automáticamente, un nutrido séquito de hombres comenzó a moverse. Un policía se había “lesionado” y un juez entendía en la causa…¿causa? Ese “movimiento” dejó a María demorada en una comisaría y en tribunales hasta cerca de la medianoche… La solidaridad incondicional de los vecinos que la socorrieron le permitió sobrellevar el momento. El policía “herido”, los chicos y ella están golpeados, pero bien. Gracias a todos por preocuparse. Un choque parece ser un hecho privado, un accidente. Sin embargo, Dios y los hombres podemos ayudar a prevenirlo: pidamos a Dios, y a los hombres, un semáforo para Medrano y Costa Rica.

Anuncios

Un comentario en “Dios existe, los hombres también…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s