Dios cruzó el charco

En 1986, con la mano de Dios y la efectividad de un equipo competitivo, Argentina obtuvo su segundo título mundial. En Sudáfrica, Dios decidió cruzar el charco para apoyar el honrroso cuarto puesto uruguayo. Frente a Holanda y a Alemania este equipo demostró una garra envidiable. Independientemente de la fortuna de los cruces, Uruguay tuvo un planteo táctico acertado y una muy buena efectividad en estos dos últimos compromisos. Hermanos yoruguas, al Tata se los prestamos por cuatro años. No se olviden de devolverlo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s