Paremos con la sangria

No me referiré hoy a la infusión mágica que alegra nuestros asados veraniegos… Una fuerte corriente migratoria está desangrando al país. El movimiento es casi imperceptible para la gran mayoría de nosotros. A la fuga de capitales, jóvenes, cerebros, etc. hoy debemos sumar la de directores técnicos de selecciones. De la Peña y Bielsa en Chile, Martino en Paraguay y ahora ¿Magnano a Brasil? Esta silenciosa pérdida de capital humano deteriora significativamente el potencial deportivo argentino. Todo esto ocurre justamente cuando nadie cuestiona las capacidades individuales de los habitantes de este bendito suelo. Sin embrago, una mayoría silenciosa, entre las que me incluyo, critica nuestra falta de coordinación colectiva y de funcionamiento en equipo. Si Magnano finalmente cierra su contrato con la selección de básquet de Brasil asistiremos a una pérdida irreparable. Faltando 153 días para el mundial de fútbol y 230 para el de básket paremos con esta sangria…

Anuncios

2 comentarios en “Paremos con la sangria

    1. Para mejorar el promedio de Chile y el de nosotros simultáneamente tendría que ser un elemento neutro o cambiar de signo con el cruce de la cordillera. Ojo con tus comentarios que Laspina salió usando la dobre nelson en el informe de coyuntura del Banco Ciudad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s